¿Qué importancia tiene la opinión de un hijo respecto a los efectos del divorcio?

No sois pocos los que nos preguntáis qué ocurre si, dada la edad de los menores, éstos no quieren seguir un régimen de guarda y custodia cerrado o no ayudan a facilitar el cumplimiento del régimen de visitas.

Obviamente, deberemos diferenciar entre si los hijos son menores de edad o si son mayores de edad, pues lo habitual es que aún siendo mayores de edad, muchos hijos vivan aún en casa de los padres por seguir estudiando y no ser económicamente independientes.

Vamos a ver las diferencias:

Hijos mayores de edad

Si el hijo es mayor de edad, podrá elegir con qué progenitor vivir en cada momento, pues aunque no sea económicamente independiente sí tiene esa capacidad de obrar que la ley otorga a todo ciudadano mayor de edad.

Eso sí, el juez, respecto al hijo mayor de edad que no sea económicamente independiente, puede establecer que se otorgue una pensión de alimentos a su favor o incluso que otorgarle el uso de la vivienda familiar.

Lo que sí que hará seguro el juez es escucharle para saber con quién quiere vivir hasta que sus ingresos le permitan tener independencia económica de sus progenitores y en base a la respuesta el juez dictará sentencia en ese sentido.

Hijos menores de edad

Respecto a los hijos menores de edad diremos que a diferencia de los mayores de edad, no tienen esa capacidad de decisión que sí tienen los mayores de edad, por lo tanto deberán hacer y respetar lo que el juez diga en la sentencia o los acuerdos a los que hayan llegado los progenitores.

Pero eso no significa que el juez no vaya a escucharlos, dependiendo de la edad que los menores tengan, pues no es lo mismo un menor de 18 años que uno de 14 o 16 años. Para ello se procederá a lo que se denomina la exploración judicial del menor, es decir, para que me entiendas, una charla entre el Juez y el menor en cuestión que le sirva a Su Señoría para determinar con quién debe vivir finalmente y qué medidas se deben adoptar a este respecto que no vayan contra el principio del interés superior del menor.

Además, su decisión vendrá respaldada por un informe pericial que elabora un equipo de psicólogos forenses, el cual sirve para acabar de determinar si lo que conviene es una cosa u otra.

Como acabo de comentar, el ser oído o no un menor va a depender simplemente de la edad de éste, ya que si el menor tiene 12 o más años va a ser escuchado siempre por el juez, pero si es menor de 12 años, va a depender de la madurez del niño o de la niña que será tomada en consideración siempre por parte del juez.

Una vez escuchados a los mayores de 12 años o en su caso a los menores de 12 años, el fiscal emitirá un informe exponiendo la conveniencia o no de que viva con uno u otro progenitor y en base a ello el juez tomará la decisión final.

¿Qué ocurre con la decisión del menor?

Una vez que el menor ha sido escuchado, sea mayo de 12 años o no, cabe preguntarse si lo que quiere éste es vinculante para el juez o no y la respuesta es efectivamente que no, pues el escuchar a los menores debe servir solo como un elemento más para valorar la decisión final. Quizá el juez determine que a pesar de que el hijo quiere estar con uno de los progenitores, lo conveniente sería que no lo hiciese y que se fuera a vivir con el otro.

El juez va a tener que hacer un gran ejercicio mental para que el interés superior del menor se vea protegido y para ello va a contar con su propio juicio, con el informe de los psicólogos si así lo estima oportuno y siempre con el informe final del Ministerio Fiscal, que en los procedimientos de divorcio, ya sean de mutuo acuerdo o contenciosos, es la figura encargada de velar por sus intereses.

Conclusión:

Teniendo en cuenta que nos movemos en el terreno del divorcio de mutuo acuerdo, nuestro consejo es que siempre escuchéis qué es lo que vuestros hijos menores quieren y atendiendo a su edad y su grado de madurez (¿quién conoce mejor a vuestros hijos que vosotros mismos?) adoptéis las medidas que consideréis oportunas siempre en pro de su bienestar y sus intereses. Nunca antepongas tus intereses personales a los de tu hijo menor de edad y siempre que sea posible escúchale y evalúa qué es lo que quiere, sin que eso sea decisivo, pues en ocasiones lo que un niño quiere no siempre es lo mejor para él.



    *Campos obligatorios

    El registro de la web implica la aceptación de su Política de Privacidad.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    catorce − cinco =

    The rating of divortium.es at Trustprofile Reviews is 9.8/10 based on 12 reviews.
    The rating of divortium.es at Trustprofile Reviews is 9.7/10 based on 43 reviews.
    Abrir chat