633 378 095 disponemos de whatsapp

La mayoría de gente que nos contacta para que tramitemos su divorcio tiene muy claros todos los puntos que van a formar parte del convenio regulador. Todos menos uno: la cuantía de la pensión de alimentos. A pesar de que el divorcio se tramite de mutuo acuerdo, el aspecto económico es lo suficientemente importante como para que sea motivo de reflexión por ambas partes.

El objetivo de esta entrada es ayudarte a comprender que, pese a que no hay una norma específica al respecto, sí que hay ciertos criterios que conducen a un cifra aproximada final, pudiendo en cada caso concreto poder obtener una cifra aproximada de cuánto debe ser el monto de la pensión de alimentos, y así es más fácil poder acercar posturas y sacar adelante el divorcio.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, en Catalunya existe una legislación muy desarrollada en materia de divorcios, es por eso que creemos que puede ser una buena guía para cualquiera que desee pactar con su ex-pareja el divorcio, sin fallar en el intento de llegar a un acuerdo que satisfaga a ambos. Según el artículo 237-9 del Código Civil Catalán, la pensión de alimentos en un procedimiento de divorcio se determina en proporción a las necesidades del alimentado y a las posibilidades del alimentista, es decir a sus medios económicos.

Es decir, que el primer criterio que vamos a tener en cuenta para cuantificar la pensión de alimentos va a ser la capacidad económica del obligado al pago. No es lo mismo que el progenitor obligado al pago de la pensión de alimentos esté sin trabajo, a que trabaje en un puesto de responsabilidad en una gran empresa. Como tampoco va a ser lo mismo si estas situaciones se contemplan en la persona que ostenta la guarda y custodia.

El segundo criterio que vamos a tener en cuenta a la hora de cuantificar la pensión de alimentos en el seno de un divorcio, es decir en un escenario en el que ambos queréis llegar a un acuerdo, es determinar el nivel de gasto que supone el menor. No es lo mismo si el menor va a un colegio público que si va a uno privado, como tampoco es lo mismo un niño de corta edad que un adolescente. También aumenta el nivel de gasto el hecho que los menores participen en actividades extraescolares. Y por supuesto, podemos ante la desgraciada situación de que el menor sufra alguna enfermedad que suponga un elevado coste para los progenitores.

El tercer criterio es quizá el más importante para determinar la cuantía de la pensión de alimentos, por ser de carácter jurisprudencial, es decir, lo que los jueces en la práctica acaban estableciendo; y consiste en fijar la pensión de alimentos en un tercio de los ingresos que percibe el progenitor obligado al pago, como máximo; y un mínimo de subsistencia que los jueces de la Audiencia Provincial de Barcelona valoran en 150 €, pero que puede variar de una comunidad autónoma a otra, sin variar mucho de unas a otras.

Toda pensión de alimentos que esté por debajo de éste límite puede hacer que el convenio regulador sea rechazado por el Ministerio fiscal, cual ya dijimos que es una pieza fundamental en un procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo con hijos menores.

Queremos dejar muy claro que no existen unas tablas donde se fijen valores estáticos para la pensión de alimentos, es más, nos podemos encontrar que ante dos situaciones idénticas en las que se paguen diferentes pensiones de alimentos, atendiendo al razonamiento del Juez. Obviamente, siendo el divorcio un divorcio de mutuo acuerdo, encontraremos seguro, grandes disparidades en la cuantía de la pensión de alimentos, en situaciones similares, pues en cada caso la pensión de alimentos se cuantificará en función de los acuerdos a los que hayan llegado los miembros de la ya ex-pareja.

Para facilitar que los cónyuges acerquen posturas en cuanto a la negociación de la pensión de alimentos, el poder judicial ha elaborado una herramienta que sirve de referencia a la hora de establecer la pensión de alimentos. En esta herramienta no se incluyen una serie de gastos, por lo que, a las estimaciones realizadas por la aplicación, habría que sumar dos gastos más, los gastos de educación y los gastos de vivienda.

Aunque el valor obtenido no sea exactamente lo que nos interese, si que sirve como referencia para negociar una pensión a la baja o al alza.

Debes saber que esta herramienta es usada también por jueces a la hora de dictar sentencia, así que aprovéchala y negocia tu divorcio teniendo de antemano ciertos valores de referencia.

Si conseguís superar con éxito este paso, lo demás será muy fácil y podréis tramitar rápidamente vuestro divorcio de mutuo acuerdo. Si tienes cualquier duda llámanos y te informaremos.

¿Quieres que te ayudemos con el cálculo de la pensión alimenticia?

También podemos tramitar tu divorcio de mutuo acuerdo, somos abogados especializados, y en nuestro precio incluimos nuestro asesoramiento jurídico y el procurador.

Contacta con nosotros

Nuevo campo

2 + 15 =

Abrir chat
Powered by