El divorcio sin hijos ni bienes

Introducción

No son pocas las veces que los clientes nos dicen que a pesar de que no tienen ni hijos ni bienes, tienen problemas para tirar adelante el divorcio. Supongo que incluso tú, si has llegado a este artículo estás en esta situación. La mayoría de las veces ocurre porque una de las dos partes no quiere divorciarse, ya sea por miedo a un cambio en su vida o por la incertidumbre de qué va a pasar con el alquiler o qué va a ser de su vida de ahora en adelante si hasta ahora la economía familiar se sostiene gracias a uno de los dos.

Vamos a intentar darte una solución fácil y rápida a esta cuestión, pues al fin y al cabo, si tu quieres divorciarte nadie puede impedirlo, ni tu pareja. Tarde o temprano, de una manera u otra, el divorcio llegará. Así que es importante que, teniendo en cuenta que en tu caso estamos ante un divorcio sin hijos ni bienes, es decir que en realidad no hay nada por lo que “pelearse”, el divorcio se tramite de la manera más ágil y eficaz posible.

Los sentimientos de una persona hacia otra pueden cambiar con el tiempo, y por desgracia hay que asumirlo, aunque no sea algo fácil ni agradable. Pero por desgracia tampoco se puede luchar contra eso, así que es importante que si te sientes identificado o identificada en este caso que estamos analizando, le hagas ver a tu pareja que lo mejor es pasar este mal trago lo mejor posible, y eso pasa por un periodo de reflexión por parte de ambos y de entender que no tiene sentido poner palos en la rueda para disolver el matrimonio. Al fin y al cabo vuestro divorcio simplemente va a tener como objetivo disolver el vínculo matrimonial. Nada más.

¿Qué opciones existen?

Ante un divorcio sin hijos ni bienes caben dos posibilidades: la mejor y más rápida o la más lenta y traumática.

La mejor opción es la de tramitar un divorcio express, pues como ya te hemos dicho, lo único que se va a perseguir en este procedimiento es deshacer el vínculo matrimonial. Es decir, resolver un contrato que se firmó en el pasado. Las ventajas del divorcio express ya las vimos en su día, pero a modo de resumen podemos decir que lo que nos permite este tipo de procedimiento es que todo se haga mucho más rápido y de manera más económica.

Si por el contrario eres tú el miembro de la pareja que tiene dudas y está dificultando su tramitación, dilatando en el tiempo un final inevitable, debes plantearte, por qué estás actuando así y qué crees que puedes conseguir con ello. La respuesta a la segunda pregunta es muy sencilla: Nada. Nos gustaría poder darte otra respuesta pero no es así. Al final lo que conseguirás es estancarte en una situación que solo te va a comportar sufrimiento, y no merece la pena pasar por eso ¿No crees?

Sin hijos y sin bienes en común no tiene ningún sentido que iniciemos un procedimiento contencioso. Pero si estás pensando en divorciarte y la otra persona te pone muchas trabas, esta es la solución que te queda.

Como ya hemos comentado, la segunda opción es la lenta y traumática. Sí, estamos hablando del divorcio contencioso. ¿Para qué iniciar este procedimiento si no hay nada sobre qué discutir?

Solo hay dos escenarios en los que un divorcio contencioso está justificado. En primer lugar, que no sepamos dónde vive actualmente nuestra ex pareja. No es raro que la decisión del divorcio se tome con posterioridad a un periodo largo de separación. No habiendo hijos ni bienes, lo normal es que el contacto con esa persona se pierda por completo si no se tiene un círculo de amigos o conocidos en común. Con lo cual, no queda más remedio que iniciar un procedimiento de divorcio contencioso con el objetivo de averiguar cuál es el paradero del otro miembro de la ex-pareja. En segundo lugar, podemos encontrarnos ante una situación en la que uno de los dos le solicita una pensión compensatoria y no hay acuerdo sobre este extremo. Vamos a analizarlo.

Pensión compensatoria en el divorcio sin hijos

Ya hablamos de la pensión compensatoria en una entrada anterior, y ya dijimos que se establece con el objetivo de reequilibrar la posición económica de ambos, debido a la dedicación de una de las partes al cuidado de los hijos. Pero supongo que en algún momento te preguntarás si cabe establecer una pensión compensatoria en el caso de que no existan hijos en común. La respuesta es que sí, y es que puede ser que sin necesidad de que existan hijos en común la pareja haya decidido que mientras uno de ellos se centra en el trabajo, el otro se ocupa del cuidado del hogar.

Estate atento/a a nuestro blog porque en breve vamos a hacer una entrada dedicada exclusivamente a este tema.

Si te encuentras ante la situación en que tu ex te pide una pensión compensatoria, reflexiona y valora si efectivamente ha existido un desequilibrio económico por ocuparse de las tareas del hogar. Reflexiona también, si esa decisión de dedicarse al hogar a supuesto una merma en la evolución laboral de la otra persona. Si la respuesta es que sí, no seas tú el problema en el divorcio.

Si por el contrario eres tú quién pide la pensión compensatoria hazle entender a la otra persona que desvincularse de esta relación te va a suponer un problema económico grande y que al igual que tú hiciste de soporte para que hogar no se fuera a pique, ahora es la otra persona quien debe ayudarte a ti.

Si los dos tenéis claro que sí hay que establecer una pensión compensatoria pero no llegáis a un acuerdo sobre la cuantía de esta, aprended a ceder ambos, porque como ya hemos dicho, iniciar un procedimiento contencioso es mucho más tedioso, largo y caro que un divorcio express. No dejes que el dinero no sea un impedimento.

Convenio regulador y tramitación

Si finalmente vuestro desenlace es el divorcio express, enhorabuena, porque entonces todo va a ir mejor. Al ser un divorcio sin hijos ni bienes, supongo que te preguntarás qué hay que hacer, si hay un convenio que redactar o no. Pues bien, la respuesta es bien sencilla: Sí

La tramitación es la misma que en un divorcio con hijos, solo que en esta ocasión el convenio solo va a reflejar la voluntad de ambas partes de liquidar el matrimonio. Con lo cual en la demanda que se presenta en el juzgado se debe adjuntar el convenio regulador y el certificado de matrimonio, para que el juez compruebe que efectivamente hay un matrimonio que liquidar. Finalmente, una vez admitida a trámite la demanda, se os citará para la ratificación del convenio en sede judicial, como en cualquier otro divorcio express.

Baste decir, que ante un divorcio sin hijos ni bienes en común también se puede optar por un divorcio notarial, pero ya nos hemos expresada en diversas ocasiones a este respecto. Podemos tramitarlo si así lo deseas, pero debes saber que a nuestros honorarios deberías añadir los honorarios del notario, que en la mayoría de los casos seguro que es superior a los del procurador. Si no tienes una excesiva prisa para tramitar el divorcio ¿Para qué encarecer el proceso?


Si lo prefieres también puedes contactar con nosotros mediante este formulario
Ver política de privacidad

Nuestra puntuación en eValor sello de confianza es 9.8/10 basado en 11 opiniones.

Abrir chat